viernes, 23 de junio de 2017

MAS NOTICIAS DE El CATALÉPTICO DE LA HABANA (1885) (A propósito de Crónicas de Auria y de La Voz de Galicia)

Gracias a la labor del grupo Facebook "Crónicas de Auria", que se ha puesto a escudriñar y desvelar noticias relacionadas con Ourense en la Hemeroteca Digital de "La Voz de Galicia", hemos podido leer la reseña que La Voz de Galicia publica en 1885 acerca del "Cataléptico de La Habana". Éste fue un caso médico que llamó poderosamente la atención tanto de la prensa cubana como de la gallega de la época .
Escultura de F. Leiro, " Don Quijote espera en Conxo"


Hospital  Miltar de San Ambrosio- La Habana


Este "Cataléptico de La Habana" es ya un viejo conocido de este blog, y al que ya le seguimos la pista desde hace años (ya publicamos algo antes en la web Ourense Dixital). 

El caso del soldado ourensano Camilo Martínez, natural de A Peroxa, y cumpliendo su servicio militar en Cuba, y su periplo en estado cataléptico-catatónico en los hospitales de Cienfuegos y La Habana,  fue recogido por prensa gallega y cubana de la época. Esta es la crónica de La Voz de Galicia, 12 de mayo de 1885: 

La Voz de Galicia, 12 de mayo de 1885


El CATALÉPTICO DE LA HABANA (1885): VIEJAS Y NUEVAS NOTICIAS

Hace unos meses varios médicos del Servicio de Psiquiatría del Complexo Hospitalario de Ourense hemos publicado una actualización de trabajos previamente publicados sobre el caso del cataléptico...cuyo caso se resolvió (o mejoró en parte) mediante la introducción de terapia musical... 


Las muñeiras tocadas a la cabecera de la cama del enfermo por algunos gaiteiros fueron clave en su tratamiento y mejoría (parcial) de su estado catatónico o cataléptico, y del que es muy dificil aventurar mas diagnósticos  (¿Psicógeno, psicótico, encefalitis...?). Con mucho humor, Valentín Lamas Carvajal se refirió a ello como la "Gaitoterapia" en algún artículo publicado en la revista ourensana " O Tío Marcos d'a Portela" .


Gaiteiro galego en Cuba. http://www.phottic.com/files/fotos/2015/04/15/medium/11_original_38.jpg






Si alguien tiene interés en ampliar sobre el caso puede consultar y/o descargar dos capítulos sobre el tema.. Son dos trabajos hechos con 10 años de diferencia, similares en muchos aspectos, pero con matices e incorporación de nuevos datos en el de 2017: 

(2017):El CATALÉPTICO DE LA HABANA (1885): VIEJAS Y NUEVAS NOTICIAS.  Mónica Minoshka Moreira Martínez; David Simón Lorda; Elisabeth Balseiro Mazaira; Jessica Otilia Pérez Triveño; Manuel Fernández de Aspe. En: Ana Leonor Pereira& Joao Rui Pita (eds.), HISTÓRIA INTERDISCIPLINAR DA LOUCURA, PSIQUIATRIA E SAÚDE MENTAL VII. Coimbra: SOCIEDADE DE HISTÓRIA INTERDISCIPLINAR DA SAÚDE – SHIS, y CENTRO DE ESTUDOS INTERDISCIPLINARES DO SÉCULO XX DA UNIVERSIDADE DE COIMBRA-CEIS20 / GRUPO DE HISTÓRIA E SOCIOLOGIA DA CIÊNCIA E DA TECNOLOGIA – GHSCT, 2017.(descargar aquí)

(2006) El  capítulo "Nostalgia, catalepsia, locura y gaitoterapia: Historias de galegos en Cuba en el período de fin del siglo XIX y primeras décadas del XX" (año 2006 autores: David Simón Lorda y Emilio González Fernández.) se puede descargar en el enlace). 


MÉDICOS MILITARES OURENSANOS EN CUBA A FINALES DEL SIGLO XIX
Una figura médica ourensana que tuvo su protagonismo en la sanidad (militar) DE cUBA, fue el médico militar celanovés CESÁREO FERNÁNDEZ y FERNÁNDEZ LOSADA (Celanova, Ourense, 1831- Barcelona, 1910). Ya hicimos una entrada en el blog sobre este médico hace unos años. 
Durante la Guerra de Cuba fue  Inspector General de Sanidad en la isla caribeña, y a finales del XIX escribe dos interesantes obras que son un pequeño compendio de salud pública e higienismo decimonónico: "Consideraciones higiénicas para el ejército de Cuba" (1896) y "Consideraciones higiénicas de la ciudad de La Habana" (1897).

El doctor Fernández Losada promovió el cierre del Hospital de San Ambrosio y la apertura de un nuevo centro hospitalario militar en la ciudad de La Habana.

Desconocemos si este galeno ourensano supo del caso del "cataléptico" ourensano "curado" con la "gaitoterapia"...pero todo pudiera ser.