sábado, 10 de marzo de 2012

Sobre el médico y poeta portugués Manuel Laranjeira (y sobre Espinho, Unamuno, Ourense y Chesi Pérez Álvarez)

Leemos en el Faro de Vigo de hoy que José María Pérez Álvarez "Chesi"  acaba de publicar una nueva novela,"Tela de araña", y que se desarrolla en Ourense y en otros lugares del mundo (y en la que hay protagonistas actuales de la sociedad y la cultura ourensana como el psiquiatra Santiago Lamas, u otros ya fallecidos como el pintor Xaime Quessada y el poeta José Angel Valente). 
A raíz de esta noticia, hemos releído algunos recortes sobre este autor que guardábamos en la carpeta de "temas pendientes". Nos atrae una breve columna que "Chesi" publicó hace un par de meses en el Faro de Vigo-Ourense (6 enero 2012) y que titulaba "Portugal". En ella el novelista ourensano cuenta, entre otras reflexiones, que el vecino país "atesora una tierna colección de suicidas literarios: Antero de Quental, Florbela Espanca, Castelo Branco, Sá-Carneiro, Manuel Laranjeira".
La verdad es que la presencia de Laranjeira en este listado personal de Chesi Alvarez nos ha llevado a su vez a rebuscar algunas notas, datos y fotos que acerca de este médico poeta recolectamos hace unos años a raíz de pequeñas escapadas a la costa de Espinho-Portugal, lugar en donde Laranjeira pasó parte de su vida hasta su trágica desaparición.
Al consultar más información sobre Laranjeira en Internet, descubrimos que se acaba de celebrar el centenario de su muerte justo a finales de febrero y que con dicho motivo hubo diferentes actos literarios y educativos en la villa costera de Espinho, a unos 15-20 km al sur de Oporto.

Manuel Laranjeira (1877- Espinho,1912): 
Médico, poeta, dramaturgo y articulista.

Mosaicos en Espinho (2001). Archivo Diario de un médico de Guardia.

Playa de Espinho (semana santa de 2001). Archivo Diario de un médico de Guardia.

Espinho (2001). La casa de M- Laranjeira es la de fachada verde claro en el lado derecho de la calle. Archivo Diario de un médico de Guardia. 

Espinho (2001). Placa conmemorativa en la casa de M- Laranjeira. Archivo Diario de un médico de Guardia. 



"Eu sou um filho deste século de tristeza, de ansiedades impossíveis de satisfazer. O espírito humano contemporâneo voou muito alto, a altura que o coração não atinge. O resultado é o homem exigir à vida coisas que ela não pode dar (...) e falhar."(M. Laranjeira)
Caricatura de M. Laranjeira realizada por el amigo pintor  Amadeo Souza-Cardoso




Manuel Laranjeira: algunas notas biográficas
Manuel Fernandes Laranjeira nació en Vergada, freguesia de Mozelos del concello de Santa Maria da Feira, el 17 de Agosto de 1877. En 1899 ingresó en la Escuela Médico-Quirúrgica de Porto, para seguir medicina. Durante el período  académico fue un estudiante aplicado y muy activo. Discutió los problemas sociales, morales y políticos de su tiempo, se integró en un grupo antimonárquico, proclamador de la cultura moderna, y se transformó en un feroz polemista, participando en varias publicaciones periódicas de diversa índole . A partir de 1901 adopta el apellido materno Laranjeira. Al año seguiente editó la obra "Amanhã".  
Em 1903 realiza su primer y único viaje fuera del país, a la capital española, donde visita el Museo del Prado.
Padeció sífilis desde 1899. Comienza a sufrir cuadros depresivos. Entretanto, procuró encontrar las razones del suicídio de Antero de Quental en la herencia biológica, atribuindo culpas de la actitud "anteriana" a la influencia de místicos del siglo XVII y a la consanguinidad. En el transcurso de esta investigaçión comienza a intresarse por el misticismo.
Entre 1905 e 1906 realizó estudios sobre "El Nirvana", para la revista Porto Médico… y atraviesa problemas familiares y amorosos. En 1907 defendió su tesis titulada "A doença da santidade – Ensaiopsychopathologico sobre o mysticismo de forma religiosa", en la Escola Médico-Cirúrgica do Porto. Este trabajo le dió gran reputación en los círculos científicos y literarios de Oporto.
Manuel Laranjeira vivía insatisfecho, escribía mucho - sobre crítica social, artística, literaria y política -, y daba elocuentes conferencias.
Em 1908 conoce a Miguel de Unamuno, escritor, poeta e filósofo, a raíz de las temporadas que éste pasaba en Espinho. Se convierte en uno de sus mayores amigos y mantienen intensa relación epistolar . En ese año formó parte  de la Liga de la Educación Nacional y  fue elegido para a Comisión Municipal del Partido Republicano de Espinho. .
Su salud se deteriroa en los últimos años de su vida. Vivía enfermo y aislado, y obcecado por el  suicidio, que consideraba la  forma perfecta de "redençión moral".
En 1912 edita el libro de poemas "Commigo. Versos de um solitário", y pocos días después, el día 22 de Febrero, realiza lo que venía matinando desde hacía años, suicidándose con un tiro en la cabeza en su casa de Espinho.
 Miguel de Unamuno evocó este acto desesperado en el prefácio de la obra Cartas, de Manuel Laranjeira, escribiendo: "matou-o a vida. E, ao matar-se, deu vida à morte". Por ironía del destino, el  ejemplar de su libro de poesías "Rosario de Sonetos Líricos" que le había enviado desde Salamanca llegó precisamente en el día en que su amigo se había dado ya muerte.
 
Unamuno y Laranjeira

Entre los visitantes regulares de Espinho en la primera década del siglo XX, por vacaciones o por obligaciones profesionales , había artistas, literatos, compositores, que se reunían en las tertulias locales en los cafés y locales de la villa. En esas tertulias sobresalía la figura del médico y escritor Laranjeira, el cual residía en la villa costera.
Conoció don Miguel a Laranjeira el 9 de agosto de 1908. Como tantos otros turistas españoles, veraneaba con su familia en Espinho. Paseando por la villa le presentan a Laranjeira y se inicia una intensa amistad que se prolongará hasta la muerte del médico portugués.

  • "Fue Laranjeira quien me enseñó a ver el alma trágica de Portugal, no diré de todo Portugal, pero sí del más hondo, del más grande. Y me enseñó a ver no pocos rincones de los abismos tenebrosos del alma humana. Era un espíritu sediento de luz, de verdad y de justicia. Le mató la vida. Y al matarse, dio vida a la muerte" (Unamuno). (tomado de García Morejón, p.466-7).
----------------------------------------------------
Alguna BIBLIOGRAFIA consultada y enlaces:


Espinho (Portugal)

Espinho (Portugal)